¿Usas brackets? Ocho consejos fundamentales para cuidar tus dientes

La Ortodoncia es una especialidad de la Odontología que se encarga de prevenir, diagnosticar y corregir tanto alteraciones dentarias como maxilares. Lo hace mediante el uso y control de aparatología removible y fija. Si bien la higiene bucal es un aspecto fundamental en la vida diaria, cuando se tiene ortodoncia u ortopedia debemos ser aun más rigurosos para evitar caries, enfermedades en las encías e infecciones.

Por eso, enumeramos 8 consejos para la higiene y cuidado dental durante el tratamiento de ortodoncia:

1. Cepilla los dientes después de cada comida: Para esto utiliza un cepillo de dientes específico para ortodoncia de cerdas suaves. Este tiene en su centro hileras de cerdas más cortas que permiten limpiar correctamente el bracket y su alrededor.

2. Usa cepillos interdentales e hilo dental cada día: Con esto eliminarás restos de comida que hayan quedado entre los dientes. Los cepillitos se introducen en las áreas más pequeñas con movimientos hacia dentro y hacia fuera, tratando de no dañar la encía.

3. Limpia una vez al día tu aparatología removible (Ortopedia):  Con un cepillo que solo uses para limpiar el aparato dental. Puedes  higienizarlo con o sin jabón neutro. Otra opción es utilizar las pastillas efervescentes.

4. Evita consumir alimentos azucarados y carbohidratos: Estos productos pueden convertirse en ácidos que dañen el esmalte y producir caries y manchas. Como claramente no podemos prohibirlos, recomendamos disminuir la cantidad de consumo y realizar una buena higiene después de su ingesta.

5. Intenta no ingerir alimentos duros y pegajosos: Este tipo de productos pueden despegar los brackets e incluso doblar los alambres, retrasando así el tratamiento. Dentro de esta categoría están, por ejemplo, los chicles, caramelos, frutos secos o manzanas.

6. Si tienes brackets estéticos (cerámicos o zafiro), evita las bebidas colorantes para que no se tiñan (por ejemplo el café, vino, mate, gaseosa y tabaco).

7. Utiliza ceras para evitar roces y molestias.

8. Visita al odontólogo cada 6 meses para que realice el control indicado y una limpieza dental más exhaustiva.

Share This