La función que cumplen las prótesis dentales y los diferentes tipos que existen según la necesidad de cada paciente

Una prótesis dental es un elemento que sirve para restaurar la anatomía de uno o varios dientes, logrando que la persona recupere tanto la estética como la funcionalidad de su dentadura. Cada prótesis se fabrica de manera personalizada en materiales acrílicos o de porcelana. El encargado de llevar a cabo la tarea de fabricar prótesis dentales es el profesional protésico bajo las indicaciones de un dentista. Sin embargo, no están cualificados legalmente para trabajar directamente sobre el paciente ni tampoco realizar labores asistenciales.

Principalmente, el objetivo de la prótesis dental no es otro que rehabilitar los dientes en sus funciones fisiológicas, ya sea a la hora de masticar o para evitar problemas de pronunciación. El perder los dientes implica que los demás dientes puedan desplazarse de su sitio, lo que provoca graves problemas a la hora de masticar, impidiendo una alimentación adecuada y dificultando la correcta higiene oral. Además, la recuperación de la estética dental es otro de los principales motivos por los que se llevan a cabo este tipo de tratamientos.

Diferentes tipos de prótesis dentales

Según la situación de cada persona, existen diferentes tipos de prótesis dentales: Las prótesis pueden ser completas o fijas, cuando reemplazan todos los dientes, o parciales, si solo sustituyen algunos.

Prótesis fijas

Las prótesis fijas son las que no pueden ser retiradas por el paciente, es decir, deben de ser extraídas por un dentista en el caso de que se quieran retirar. Dentro de las prótesis dentales fijas existen diferentes tipos:

  • Prótesis fijas sobre implantes: Estas cuentan con una estructura fijada mediante tornillos o cementadas en los implantes, siendo colocado previamente dentro de los huesos maxilares. Este tipo de tratamientos se emplean para recuperar la funcionalidad y estética de toda la arcada.
  • Prótesis híbridas sobre implantes: Algunos tipos de prótesis combinan la fijación de los implantes con la superficie de la mucosa de la encía para ajustar la prótesis. Este tipo se fabrican empleando materiales acrílicos, por ello, para limpiarlas se debe acudir a la consulta odontológica, donde el dentista extraerá la prótesis para higienizarla y seguir teniéndola en buenas condiciones.
  • Coronas o puentes fijos: Estas sirven para restaurar uno o varios dientes. Se colocan sobre los dientes anteriormente tallados, siendo ellos su único apoyo. Las coronas pueden ser de metal-cerámica o de zirconio

Prótesis removibles

Las prótesis removibles son el tratamiento de odontología restauradora más económico. Es la alternativa perfecta para aquellas personas que por razones médicas o económicas no pueden permitirse un tratamiento de implantología dental.

La prótesis dental removible es la forma por la que se conoce a las dentaduras postizas de toda la vida. Estos tratamientos odontológicos ayudan a sustituir las ausencias dentales y los tejidos periodontales que el paciente ha ido perdiendo en su boca. Esta sobre todo, va destinada para las personas mayores.

Gracias a este tipo de prótesis dentales, sus usuarios pueden recuperar la funcionalidad de los dientes para reír, comer, hablar… Además, las prótesis evitan que se desplacen los dientes del paciente que aún conserve en buen estado. Este tipo de prótesis dentales se utilizan para rehabilitar la arcada superior de la boca. Por ello, el esqueleto de una prótesis suele estar cubierto por una pieza de plástico rosa más suave, que disminuye las molestias que pueda ocasionar en el paladar.

Este tipo de prótesis suele realizarse a partir del sistema de «inducción», que hace que estas cuenten con mayor resistencia. En el caso de que el paciente cuente con un área oral desdentada, pero conserva dientes, puede recurrir a la colocación de una prótesis parcial removible de resina, también conocida como «mucodensoportadas». Estas se sujetan en la boca a través de la encía y los dientes mediante enganches metálicos.

¿Prótesis o implantes?

Pese a las ventajas de la prótesis, la implantología dental es la mejor solución para mejor para acabar con nuestros problemas dentales. Sin embargo, las prótesis dentales son muy baratas, lo que puede hacer que nos declinemos a favor de estas. sobre todo para personas con el presupuesto más ajustado.

Estos tratamientos son eficaces y con una gran relación calidad/precio, y son muchísimos los pacientes que la usan sin ningún tipo de problema durante años.

Por esta razón, enumeramos diez razones por la que es preferible elegir implantes dentales en lugar de prótesis:

  • Mejoran nuestra apariencia.
  • Dan más confianza a la persona que los lleva.
  • Son mucho más cómodos que llevar una prótesis.
  • Duran más tiempo.
  • Nos ayudan a mejorar a la hora de masticar.
  • El sentido del gusto cobrará más protagonismo con los implantes.
  • Mejora la nutrición y la salud.
  • Mejoran en la fonación.
  • Al no poder retirarse reduce la posibilidad de que podamos perderla.
  • Mantiene el crecimiento del hueso.

 

Share This