¿Que efectos produce el tabaquismo en tus dientes?

El tabaco es uno de los elementos más dañinos para la salud bucodental. Tanto la nicotina como otros agentes químicos presentes en los cigarros, perjudican significativamente los dientes y encías tanto física como estéticamente, siendo algunos de sus daños, irreversibles.

Los problemas causados en la boca por el tabaquismo incluyen:

  1. Manchas en los dientes: Los dientes tienden a mancharse por la acción de la nicotina y el alquitrán. El tabaco sobre los dientes produce una coloración superficial (pardo amarronado) y favorece la aparición de sarro.
  2. Caries: El tabaquismo aumenta el riesgo de caries en el adulto. Además, el tabaquismo disminuye el flujo salival.
  3. Halitosis: el mal aliento es causado por modificaciones en la cantidad y calidad de la saliva sobre la flora microbiana bucal. Además, se acentúa con la enfermedad periodontal.
  4. Enfermedad PeriodontalEs una enfermedad crónica y progresiva que ocasiona la pérdida de los dientes. La encía recibe menos sangre y oxígeno disminuyendo los mecanismos de defensa frente a las bacterias de la placa bacteriana, que se vuelven más agresivas y destruyen de manera más activa los tejidos que sostienen los dientes. Dependiendo de su grado de afectación se denomina gingivitis, cuando el proceso inflamatorio solamente afecta la encía o periodontitis cuando el proceso inflamatorio afecta a los tejidos periodontales profundos y se produce destrucción del hueso y ligamento que soportan y sujetan los dientes. Cuando la enfermedad periodontal ha evolucionado a periodontitis, suelen aparecer otros síntomas tales como: retracción de las encías, movilidad de los dientes, separación de los dientes, aumento de la sensibilidad dentaria, sobre todo al frío, dolor de encías, mal aliento y abscesos y flemones en la encía.
  5. Palatinitis nicotínica: mancha blanca en el paladar blando y parte posterior de paladar duro, con pequeños puntos rojos. se observa más en fumadores de pipa. Esta lesión es reversible al suprimir el tabaco.
  6. Leucoplasias: mancha blanquecina que no se desprende al raspado. Aparece en cualquier zona de la mucosa bucal. Es una lesión premaligna.
  7. Cáncer de la cavidad oral: El riesgo de padecer un cáncer de cavidad oral en un fumador es 6 veces superior al de un no fumador. El lugar de mayor incidencia de cáncer oral por· consumo de tabaco es el piso de boca, también la lengua el labio y las glándulas salivales. Todos los productos del tabaco (cigarrillos, tabaco de mascar, pipa, puros), contienen productos tóxicos, carcinógenos y nicotina. El tabaco es responsable de: 50 % de cáncer en cavidad oral, 70% de cáncer en laringe y 50% de cáncer en esófago

 

Consejos de Salud Bucodental para Pacientes fumadores

  • Cepillarse adecuadamente: lo normal es cepillarse 3 veces al día, pero cuando se es fumador es bueno mantener una mayor frecuencia, en especial luego de fumar cuando hay mayor cantidad de residuos en la boca. Hay que tener especial énfasis en el cuidado de la lengua y su cepillado, ya que es una de las partes de la boca que se ven más afectados por el cigarrillo, gracias a que el tabaco afecta al paladar y por ende altera el sentido del gusto.
  • Hilo dental: Complementar el cuidado bucal con el uso de hilo dental es esencial para una buena salud, dado que llega a áreas en donde no alcanza el simple cepillado, al fumar se es más propenso a sufrir enfermedades periodontales, el hilo ayudará a remover la placa bacteriana alojada entre los dientes.
  • Enjuague bucal: otro complemento para el cuidado bucal es el uso de enjuague bucal, gracias al flúor que contiene permite reforzar y cuidar el esmalte de los dientes, también es bueno utilizarlo al menos 2 veces al día para combatir el mal aliento que produce el tabaco.
  • Consumir chicle de mascar: es bueno y beneficioso durante el día masticar algunos chicles sin azúcar lo cual favorecerá el flujo salival, lo que evita la resequedad en la boca.
  • Mantenerse hidratado: el consumo de agua evita que la boca se mantenga reseca, además se recomienda moderar el consumo de alcohol, ya que este disminuye la producción de saliva dejando la boca seca y expuesta a enfermedades.
  • Visitar al odontólogo: muchas veces acudir al odontólogo ayuda tanto en la salud interna de la boca cómo en su aspecto estético, realizar blanqueamientos en los dientes, y chequeos que prevengan el desarrollo de enfermedades en las encías es esencial para una buena salud bucodental.
  • Dejar de fumar: El mejor consejo siempre será el dejar este vicio, no debe ser de manera radical, pero ir disminuyendo la cantidad de cigarrillos consumidos al día, es el primer paso a seguir para poder dejar esta práctica, que no solo afecta  la salud  bucal y general sino también el bolsillo al tener que comprarlos diariamente.
Share This